beneficio-de-caminar

Beneficios de caminar

Si nunca ha estado físicamente activo o ha sido sedentario por un tiempo, es importante comenzar a activarse lentamente. Caminar es una de las actividades más fáciles para comenzar y la mayoría de las personas con diabetes pueden hacerlo. El riesgo de lesiones es bajo, e incluso las personas con complicaciones de la diabetes pueden caminar para hacer ejercicio. (Consulte con su médico si tiene una lesión en el pie, una llaga abierta o una úlcera).

No necesita ningún equipo especial, ropa o incluso zapatos para comenzar a caminar por su salud, pero puede ayudarlo a mantenerse motivado si usa ropa y zapatos cómodos. ¡Elige un lugar seguro para caminar e invite a un amigo a que te acompañe! O si prefiere un tiempo a solas, escuche música, audio libros, podcasts (si puede hacerlo de manera segura) o comuníquese con amigos y familiares por teléfono mientras camina. La clave del éxito es convertirlo en una parte agradable de su rutina que espera con ansias todos los días. Esto ayudará a que se convierta en un hábito saludable para toda la vida.

Cómo caminar ayuda a su salud
Caminar a paso ligero o de intensidad moderada es un ejercicio aeróbico. Cuando realiza actividades aeróbicas regularmente con el tiempo, puede ver muchos beneficios para la salud:

  • Los niveles de glucosa en la sangre (azúcar en la sangre) bajan
  • La sensibilidad a la insulina aumenta
  • La salud del corazón mejora
  • El metabolismo aumenta
  • La pérdida de peso o el mantenimiento se vuelve más fácil
  • El equilibrio mejora
  • Disminuye la presión arterial
  • El colesterol HDL (“bueno”) aumenta
  • Disminuye el colesterol LDL (“malo”)
  • Tu estado de ánimo es mejor
  • Te sientes más concentrado y alerta.
  • La memoria y la cognición mejoran
  • Cómo empezar de forma segura

Nivel de glucosa vigilado!

Es importante controlar su nivel de glucosa en la sangre (azúcar en la sangre) con más frecuencia cuando comience a hacer actividad física o aumente la intensidad del ejercicio. Compruébalo antes y después de caminar. Esto te ayudará a ver cómo reacciona tu organismo y te ayudará a evitar posibles descensos de glucosa en sangre (hipoglucemia) que pueden ser peligrosos. Obtenga más información sobre la glucosa en sangre y el ejercicio.

Nunca es tarde….

¡Nunca es tarde para empezar! Pero si ha estado inactivo por un tiempo, comience lentamente y camine solo unos minutos la primera vez. Cuanto más camine, más fácil será y podrá agregar intensidad aumentando su tiempo, ritmo o distancia.

Y recuerda, todo suma. Si no puede caminar durante 30 minutos todos los días, intente dos caminatas de 15 minutos o tres de 10 minutos durante el día. Y trate de acumular hasta cinco caminatas de 30 minutos cada semana.

Otras formas fáciles de caminar más
Camine en lugar de conducir a destinos cercanos
Si conduce, estacione un poco más lejos de su destino
Bájese del autobús o del tren en una parada más lejana y camine el resto del camino
Si tiene un perro, llévelo a pasear todos los días u ofrézcase a pasear al perro de un vecino o amigo.
Cuando viaje, realice recorridos a pie para ver los lugares de interés.
Comience o únase a un grupo de caminatas en su vecindario o en el trabajo
¡Comience a caminar más hoy y coseche los beneficios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!