Saltar al contenido

Gestacional

Diabetes gestacional

Es la presencia de niveles altos de glucosa en la sangre que empieza o se diagnostica por primera vez durante el embarazo, esto puede ser producto de que las hormonas del embarazo pueden bloquear el trabajo que hace la insulina.

Hay un mayor riesgo de padecer diabetes gestacional si:

  • Tiene más de 25 años al quedar embarazada
  • Pertenece al grupo étnico latino, afroamericano, nativo americano, asiático o tiene antecedentes familiares de diabetes
  • Dio a luz a un bebé que pesó más de 9 libras (4 kg) o que tuvo una anomalía congénita
  • Padece hipertensión arterial
  • Tiene demasiado líquido amniótico
  • Ha tenido un aborto espontáneo
  • Tenía sobrepeso antes del embarazo
  • Aumentó excesivamente de peso durante su embarazo
  • Presenta síndrome de ovario poliquístico su cuerpo

Síntomas

En la mayoría de los casos, no se presentan síntomas. El diagnóstico surge durante un estudio prenatal de rutina, se pueden presentar síntomas moderados, como demasiada sed o temblores. Regularmente estos síntomas no ponen en riesgo la vida de la mujer embarazada.

Otros síntomas podrían incluir:

  • Visión borrosa
  • Fatiga
  • Infecciones frecuentes, entre ellas las de vejiga, vagina y piel
  • Aumento de la sed
  • Incremento de la micción

Pruebas y exámenes

Usualmente la diabetes gestacional empieza en la mitad del embarazo. Todas las mujeres embarazadas deben recibir una prueba oral de tolerancia a la glucosa entre la semana 24 y 28 del embarazo para detectar la afección. Las mujeres que tengan factores de riesgo para este tipo de diabetes pueden hacerse este examen más temprano en el embarazo, una vez que le diagnostican diabetes gestacional, puede ver cómo está evolucionando midiendo su nivel de glucosa en casa. La forma más común consiste usando el glucómetro.

Dieta

En muchos casos, comer alimentos saludables, mantenerse activo y controlar su peso es todo lo que necesita para tratar la diabetes gestacional, usted debe aprender a leer las etiquetas de los alimentos y revisarlas al tomar decisiones sobre estos.

La dieta debe ser moderada en grasa y proteína, suministrarle carbohidratos a través de alimentos que incluyan frutas, verduras y carbohidratos complejos tales como pan, cereal, pasta y arroz, excluir alimentos altos en azúcar, tales como bebidas gaseosas, jugos de fruta y panes dulces.

Ejercicios

Debe realizar ejercicio de bajo impacto como nadar, caminar, si la dieta y el ejercicio no logran controlar los niveles de glucosa en la sangre, debe ver a su médico para que se le administre algún medicamento que ayude a controlar los niveles de glucosa

Las mujeres embarazadas en su mayoría tiene riesgo de padecer diabetes durante el embarazo, pues el embarazo produce cambios en el sistema hormonal, se debe controlar la alimentación y la ingesta de dulces, esto ayuda a disminuir el riesgo, generalmente con un buen control, la mayor parte de los embarazos tiene resultados positivos.

 

error: Content is protected !!