diabetes-complicaciones-pies

Afecciones de los pies

Las personas con diabetes pueden desarrollar muchos problemas diferentes en los pies. Incluso los problemas ordinarios pueden empeorar y provocar complicaciones graves.Los problemas en los pies ocurren con mayor frecuencia cuando hay daño en los nervios, también llamado neuropatía.

Esto puede causar hormigueo, dolor (ardor o escozor) o debilidad en el pie. También puede causar pérdida de sensibilidad en el pie, por lo que usted puede lesionarse y no saberlo. El flujo sanguíneo insuficiente o cambios en la forma de los pies o de los dedos también pueden causar problemas.

Cuide bien sus pies y consulte a su médico de inmediato si observa algún signo de problemas en los pies, el cuidado de los pies es muy importante para evitar complicaciones graves .

Cuide sus pies haciendo lo siguiente:

  • Lávese bien los pies todos los días
  • Sécalos bien y no te olvides de secar entre los dedos de los pies.
  • Hidrata tus pies, pero evita humectar entre los dedos
  • Mantenga las uñas de los pies recortadas y use una lima de uñas para limar los bordes afilados
  • Revise sus pies diariamente , si detecta: llagas, cortes, ampollas, callos o enrojecimiento. Informe a su médico inmediatamente.
  • Use calcetines que absorban la humedad
  • Antes de ponerse los zapatos, compruebe si hay objetos afilados (es decir, piedras pequeñas)
  • Use zapatos que le queden cómodos y que no le froten los pies

Debe evitar esto:

  • Andar descalzo
  • Pies mojados constantemente
  • No fumar

Neuropatía

Aunque puede doler, el daño de los nervios causados por la diabetes disminuye también su capacidad para sentir dolor, calor y frío. La pérdida de sensibilidad a menudo significa que es posible que no sienta una lesión en el pie. Podrías tener una tachuela o una piedra en tu zapato y caminar sobre ella todo el día sin saberlo. Podría tener una ampolla y no sentirla. Es posible que no note una lesión en el pie hasta que la piel se rompa y se infecte.

El daño a los nervios también puede provocar cambios en la forma de los pies y los dedos de los pies. Si su pie no calza cómodamente en los zapatos regulares, pregúntele a su médico acerca de zapatos o plantillas terapéuticas especiales, en lugar de forzar sus pies y dedos de los pies en zapatos que no calcen y pueden causar más daño.

Cambios en la piel

La diabetes puede causar cambios en la piel de su pie. A veces la piel de su pie puede volverse muy seca. La piel puede pelarse y agrietarse. Este problema es causado por daño a los nervios que afecta la capacidad de su cuerpo para controlar el aceite y la humedad en su pie.

Después de bañarse, séquese los pies y selle la humedad restante con una fina capa de vaselina, una crema para manos sin perfume u otros productos similares. No ponga aceites o cremas entre los dedos de los pies. La humedad adicional puede provocar una infección. Además, no remoje sus pies, eso puede resecar su piel.

Callos

Los callos ocurren con más frecuencia y se acumulan más rápido en los pies de las personas con diabetes. Esto se debe a que hay áreas de alta presión debajo del pie. Demasiados callos pueden significar que necesitará zapatos y plantillas terapéuticas.Los callos, si no se recortan, se vuelven muy gruesos, se rompen y se convierten en úlceras (llagas abiertas). Nunca intente cortar los callos o los callos usted mismo, esto puede provocar úlceras e infecciones. Deje que un podiatra o podologo le corte los callos. Además, no intente eliminar callos y durezas con agentes químicos. Estos productos pueden quemar su piel.

Usar una piedra pómez todos los días ayudará a mantener los callos bajo control. Lo mejor es utilizar la piedra pómez sobre la piel húmeda. Pongase loción inmediatamente después de usar la piedra pómez.

Mala circulacion

La mala circulación (flujo de sangre) puede hacer que su pie sea menos capaz de combatir infecciones y sanar. La diabetes hace que los vasos sanguíneos del pie y la pierna se estrechen y endurezcan. Puede controlar algunas de las cosas que causan un flujo sanguíneo deficiente. no fumes; fumar hace que las arterias se endurezcan más rápido. Además, siga los consejos de su equipo de atención de la diabetes para mantener bajo control la presión arterial y el colesterol.

Si sus pies están fríos, es posible que desee calentarlos. Tenga en cuenta que, lamentablemente, si tiene daño en los nervios, es posible que sus pies no sientan el calor correctamente y es fácil que se los queme con agua caliente, bolsas de agua caliente o almohadillas térmicas. La mejor manera de calentar los pies fríos es usar medias calientes.

Algunas personas sienten dolor en las pantorrillas cuando caminan rápido, cuesta arriba o sobre una superficie dura. Esta condición se llama claudicación intermitente. Parar a descansar unos instantes debería acabar con el dolor. Si tiene estos síntomas, debe dejar de fumar. Trabaje con su equipo de atención de la diabetes para comenzar un programa de caminatas. A algunas personas también se les puede ayudar con medicamentos para mejorar la circulación.

El ejercicio es bueno para la mala circulación. Estimula el flujo sanguíneo en las piernas y los pies. Camine con zapatos resistentes y cómodos que le queden cómodos, pero no camine si tiene llagas abiertas en los pies.

Úlceras en los pies

Las úlceras ocurren con mayor frecuencia en la punta del pie o en la parte inferior del dedo gordo del pie. Las úlceras en los costados del pie generalmente se deben a zapatos que no calzan bien. Recuerde, aunque algunas úlceras no duelen, su médico debe ver todas las úlceras de inmediato. Descuidar las úlceras puede provocar infecciones, que a su vez pueden provocar la pérdida de una extremidad.

Es posible que su médico necesite tomar radiografías de su pie para asegurarse de que el hueso no esté infectado. La úlcera también puede necesitar que se limpie cualquier tejido muerto e infectado. Es posible que deba ir al hospital para esta limpieza. Además, se puede usar un cultivo de la herida para averiguar qué tipo de infección tiene y qué antibiótico funcionará mejor.

Caminar sobre una úlcera puede agrandarla y hacer que la infección penetre más profundamente en el pie. Su médico puede recomendarle o asignarle un tipo de zapato especial, un aparato ortopédico o un yeso en el pie para protegerlo.

Si su úlcera no cicatriza y su circulación es deficiente, es posible que lo remitan a un cirujano vascular. Controlar la diabetes es importante ya que los niveles altos de glucosa en la sangre (azúcar en la sangre) dificultan la lucha contra las infecciones.

Después de que sane una úlcera en el pie, trátelo con cuidado. El tejido cicatricial de la herida se romperá fácilmente. Es posible que deba usar zapatos especiales después de que cicatrice la úlcera para proteger esta área y evitar que la úlcera regrese.

Amputación

Las personas con diabetes tienen un por ciento mucho mayor de posibilidad de que les amputen un pie o la pierna, que otras personas. ¿Porque? Muchas personas con diabetes tienen enfermedad arterial periférica , que reduce el flujo sanguíneo a los pies.

Además, muchas personas con diabetes padecen neuropatía, por lo que no sienten los pies, todos estos problemas facilitan la aparición de úlceras e infecciones que pueden conducir a la amputación. La mayoría de las amputaciones se pueden prevenir revisando sus pies diariamente, acudiendo a visitas regulares con su médico y usando calzado y medias adecuadas.

Por estas razones, cuide bien sus pies y consulte a su médico de inmediato si observa algún signo de problemas en los pies. Siga siempre los consejos de su médico cuando atienda úlceras u otros problemas en los pies.Una de las mayores amenazas para sus pies es fumar. Fumar afecta los vasos sanguíneos pequeños. Puede causar una disminución del flujo de sangre a los pies y hacer que las heridas sanen lentamente. El mayor por ciento de diabeticos que sufren amputaciones, son fumadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!