diabetes-gestacional-lactancia

Lactancia

La lactancia materna es un proceso simple y natural que ayuda a que su bebé comience a tener una vida más saludable. Incluso si tiene diabetes, puede y debe planear amamantar al crío durante al menos seis meses.

Lactancia materna es mejor

Los bebés amamantados tienen un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 1 y tener sobrepeso u obesidad más adelante en la vida, lo cual es un factor de riesgo para la diabetes tipo 2. También es menos probable que tengan asma, eccema, enfermedades respiratorias, infecciones de oído y otros problemas de salud graves.

La lactancia materna puede reducir el riesgo de una madre de diabetes tipo 2, presión arterial alta, cáncer de mama, cáncer de ovario, osteoporosis y artritis. También puede ayudarla a perder el peso que aumentó durante el embarazo y a recuperarse más rápidamente del parto.

La lactancia ayuda a evitar la diabetes

Durante la última etapa del embarazo, algunas mujeres desarrollan niveles de azúcar en la sangre (glucosa en la sangre) demasiado altos (hiperglucemia) a pesar de que no tenían diabetes antes de quedar embarazadas. Si tiene esta afección, llamada diabetes gestacional, corre un mayor riesgo de tener diabetes tipo 2 más adelante en la vida. Pero la buena noticia es que amamantar puede reducir su riesgo porque ayuda a su cuerpo a procesar mejor la glucosa y la insulina.

El tiempo que amamanta también afecta su probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2. En un estudio, amamantar durante más de dos meses redujo el riesgo a casi la mitad. La lactancia materna más allá de los cinco meses lo redujo aún más.

Algunos bebés cuyas madres tienen diabetes o experimentan diabetes gestacional nacen con un nivel bajo de azúcar en la sangre (hipoglucemia). Esto no significa que necesiten suplementos de fórmula o que no puedan ser amamantados. El nivel bajo de azúcar en la sangre de un bebé a menudo se trata mejor mediante la lactancia temprana y el contacto piel con piel con la madre.

Estas embarazada , pero ya tenias diabetes

Si tiene diabetes (tipo 1 o tipo 2), es importante que consulte a su médico antes de quedar embarazada. La diabetes gestacional no controlada puede hacerle daño a su bebé. Así que asegúrese de trabajar con su equipo de atención médica para controlar su nivel de azúcar en la sangre durante el embarazo.Mire cuántos carbohidratos come. Trabaje con un nutricionista dietista registrado para hacer un plan de alimentación con el equilibrio adecuado de insulina y carbohidratos.

Con diabetes tipo 1, es posible que necesite menos insulina al principio del embarazo, pero luego necesite más rápidamente en el segundo y principios del tercer trimestre, debido a los cambios en la sensibilidad de su cuerpo a la insulina.

Después del parto

La diabetes gestacional puede ser una advertencia temprana de que corre el riesgo de padecer diabetes tipo 2 en el futuro. Consulte a su médico para hacerse la prueba de uno a tres meses después del nacimiento de su bebé. Y tome medidas para reducir su riesgo: coma sano, controle su peso y sea más activo.

La mayoría de los medicamentos para la diabetes, incluidas la insulina y la metformina, son seguros de usar durante la lactancia. Pero consulte con su médico, ya que la cantidad de insulina que necesita puede cambiar. La lactancia materna también puede hacer que su nivel de azúcar en la sangre sea un poco más difícil de predecir, por lo tanto, vigílelo de cerca.La lactancia materna a veces es más difícil de lo esperado. Obtener apoyo puede ayudar. Pregunte acerca de grupos de pares y recursos profesionales, como un asesor de lactancia.

La fórmula es una buena opción

Si no puede amamantar, la fórmula también es una buena opción. Asegúrese de usar una fórmula infantil preparada comercialmente en lugar de hacerla usted mismo o usar leche comprada en la tienda que generalmente proviene de una vaca. Estas fórmulas que se ofrecen en las tiendas, están diseñadas para aportar las proteínas, azúcares, grasas y vitaminas que tu bebé necesita, al igual que la leche materna.

Si bien la alimentación con fórmula no ofrece todos los beneficios de la lactancia materna, lo más importante es nutrir a su hijo. Si tiene problemas para amamantar al principio o no produce suficiente leche, hable con su obstetra/ginecólogo u otro profesional de la salud. Sigue intentándolo mientras complementas con fórmula o usas leche de donante. También puede alimentar a su hijo con leche materna extraída y es probable que necesite extraerla con regularidad.

Consejos de lactancia para madres con diabetes:

  • Amamante tan pronto como pueda después del parto.
  • Tenga mucho contacto piel con piel con su bebé y amamántelo varias veces al día al principio.
  • Manténgase relajada y sea paciente mientras le baja la leche.
  • Tome un refrigerio antes o durante la lactancia. Y mantenga algo cerca para elevar su nivel de azúcar en la sangre rápidamente si es necesario.
  • Asegúrese de beber muchos líquidos para mantenerse hidratada.
  • Controle sus niveles de azúcar en la sangre cada vez antes y después de amamantar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!